Categorías
Mente y consciencia

LA CAPACIDAD DE OBSERVAR Y RESTRINGIR LAS OSCILACIONES DE LA MENTE

Antiguamente en la India, un practicante de Yoga no era aceptado hasta que, durante un periodo de 2 años por lo menos, no era capaz de observar y restringir las oscilaciones de su mente. Debía observar su conducta ante los demás y ante sí mismo. Eso proporcionaba una línea general de conducta y servía de base para un código ético de conducta entre profesores de yoga y entre éstos y sus alumnos. Toda moralidad existe para el yogui en función de la liberación, que es el único bien absoluto. 
Los Yamas y Niyamas conforman la guía ética del yoga.

Yamas – Niyamas

La persona común es incapaz de aislarse de forma absoluta de su entorno. Por esta razón, en los Yoga Sútra se recomienda una línea de sentimientos a desarrollar ante distintas actitudes de los demás que pueden presentarse y afectar al yogui.

La mente se pacifica produciendo:

  •  Amistad
  •  Compasión
  • Alegría
  • Ecuanimidad

Hacia situaciones de  felicidad, desgracia, mérito y demérito,  respectivamente.

El yoga no dispone de un orden moral estructurado “desde fuera”, pero sí proporciona una línea general de conducta ante los demás y ante uno mismo.

YAMAS (principios universales)

Las Restricciones son: 

Abstenerse:
De causar daño
De mentir
De robar
De placeres sensuales
De riquezas

NIYAMAS (preceptos individuales)

Las Observancias son:

Limpieza interna y externa
Contentamiento
Ascetismo
Estudio de si mismo
Devoción al Ser supremo (entendido como calidad de acción) 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *